art bolsa2Lo primero que debemos dejar en claro es que el mercado de valores de renta variable (o de acciones), comúnmente conocido como Bolsa de Valores, debe ser para cualquier ahorrador o potencial inversionista una alternativa más de inversión dentro del abanico de opciones que existe. Vamos a tratar de ordenar las ideas de un posible inversor y determinar su estrategia de inversión.

Haya varios factores que son fundamentales a la hora de definir una estrategia de inversión. 

 

- El dinero del que se dispone.

- El plazo al que se piensa realizar la inversión.

- La liquidez con la que cuenta el inversor.

- El perfil de riesgo del inversor.

- La rentabilidad que espera obtener.

Todos ellos están profundamente interrelacionados, siendo el problema principal la forma en que se cumpla dicha relación. Normalmente, a menor riesgo, menor rentabilidad y mas liquidez, y cuanto mayor es el plazo de la inversión, ésta es menos  liquida. Todo este conjunto de preferencias debe determinarlo el potencial inversor
como paso previo a realizar sus operaciones.

Como norma especial diremos que no somos partidarios de solicitar créditos para realizar una inversión en Bolsa. Esta modalidad seria aconsejable en aquellos casos de inversión en los que puede determinarse con certeza que el rendimiento esperado va a ser superior al costo del endeudamiento, pero teniendo en cuenta el importante factor riesgo que existe en la renta variable, salvo para operaciones muy especiales, descartaría esta posibilidad. Lo recomendable seria que a la Bolsa acudiesen aquellos
excedentes de renta no necesaria para el consumo, al menos a medio plazo.

La situación fiscal del inversor es otro punto a tener en cuenta en esta fase previa a la toma de decisiones. La edad, la situación económica del individuo, la salud incluso,
deberían de ser otros factores a considerar.

Ventajas e inconvenientes

Nuestro potencial inversor ya sabe cuales deben ser sus bases de partida. Cabe, entonces, preguntarse quien puede acudir a la Bolsa para realizar sus inversiones.

En principio cualquier persona puede canalizar su ahorro a través del la Bolsa, pero, como tal inversión, tiene unas ventajas y unos inconvenientes que cada cual
particularmente debe sopesar. 

La ventaja más importante es su rentabilidad, obtenida vía dividendos y vía plusvalías o ganancias de capital. La segunda ventaja reside en la gran liquidez que por lo general tienen los títulos que cotizan en Bolsa. El inconveniente mas claro es el riesgo, junto con la incertidumbre que conlleva toda inversión en renta variable. Hay que recordar que rentabilidad y riesgo evolucionan de forma paralela. Otro inconveniente importante es la necesidad de información para operar y el costo que esta tiene.

Una vez hechas todas estas consideraciones, ahora queda la decisión mas complicada: en qué empresas, cuánto, cuándo y cómo invertir, diversificando adecuadamente el
riesgo. Una buena información es la base de cualquier decisión para colocar el dinero. Los medios de comunicación hacen referencia a la evolución de la Bolsa en valores que en ella se contratan. Esta es la información a la que normalmente puede acceder un inverso tipo. Pero, sin embargo, no es suficiente a la hora de tomar decisiones.

Bolsa profesional

En la evolución de la Bolsa influyen gran cantidad de factores cuyo conocimiento sólo ésta al alcance de individuos que profesionalmente se dedican a su estudio. Así, un
analista financiero debe seguir muy de cerca los estados financieros de las empresas que cotizan, sus mercados, sus ventajas, expectativas de futuro, el sector en el que
interviene, la posición de éste en el entorno económico nacional e internacional. También debe seguir la evolución bursátil de la acción, su máximo y mínimos,
volúmenes de negociación, operaciones financieras, su ratio PER, etc.

Cuando además intervienen en los mercados nacionales las noticias que se producen en otros países y otros mercados como sucede en la actualidad la decisión final se hace mucho mas complicada.

Esto, relatado aquí de forma muy sucinta, puede no parecer importante, pero lo cierto es que requiere un nivel de especialización muy elevado y una experiencia que solo
puede adquirirse después de algunos años de trabajo, necesitándose unos medios de soporte y elaboración de información muy complejos, a los que un inversor individual o pequeño inversor, aun estando bien preparado, difícilmente puede llegar.


Reglas básicas generalmente aceptadas.

A pesar de lo dicho en párrafos anteriores, un individuo puede seguir pensando que es capaz de controlar sus propias inversiones y obtener buenas plusvalías. Sin
embargo, quien quiera adentrarse en la Bolsa de Valores o quienes ya lo han hecho, deben al menos no perder de vista algunas reglas básicas:

1. Pregúntese que clase de inversor es y porque motivo desea invertir en Bolsa.

2. Pregúntese cuánto dinero tiene para invertir en Bolsa. Mejor aun, cuánto dinero puede arriesgar.

3. Calcule cuanto tiempo puede dedicar a sus inversiones en Bolsa.

4.Sea disciplinado en sus operaciones. ¿y a continuación, que? Usted querrá siempre ganar dinero, pero no se olvide que ello requerirá trabajo duro y
mucha disciplina.

5. Ponga su estrategia por escrito. La Bolsa sube, baja o se queda plana en el tiempo. No olvide todos tenemos mala memoria.

6. Establezca la perdida máxima y la ganancia mínima a partir de la cual debe salir del mercado o corregir su estrategia de inversión.

7. No se haga trampas. Solo después de cumplir los puntos 5 y 6, coja el teléfono, dé la orden a su (compra o venta) a su SAB y, sobre todo, acate el plan que
usted ha diseñado.

8. No se deje llevar por rumores y comentarios que contradigan su plan. Recuerde que usted tiene un colchón de seguridad: su máximo nivel de pérdida, la
cantidad máxima que usted, desde el principio ha asumido que puede perder.

9. Vigile la posición. La mayor parte de los inversores que comienzan a ganar experiencia en Bolsa, tienen un plan de actuaciones previsto en caso de que se
avecinen determinados escenarios, con el fin de maximizar ganancias y minimizar pérdidas. Hay que estar continuamente atento a lo que ocurra en el mercado.

10. Tenga modestia: si gana dinero, no se lo diga a nadie. No haga alarde de ello. Si usted ha operado con acierto, sea modesto y planifique su próxima operación
como si empezará otra vez de cero.

11. Si pierde dinero analice las razones, escríbalas en su diario y vuelva a empezar. Tenga siempre la curiosidad de aprender de sus errores. Si toma buena nota y
reflexiona sobre lo ocurrido, nunca volverá a tropezar en la misma piedra.

12. No solicite un préstamo para realizar una inversión en Bolsa. Esta modalidad es aconsejable en aquellos casos de inversión en los que puede determinarse que
el rendimiento esperado va a ser superior al costo del endeudamiento, pero teniendo en cuenta el importe factor riesgo que existe en la renta variable, descartaría esta posibilidad.

 

 

Libros

book 2 narvaez

 

book 1

 

logoiiee

Número de Visitas
240499