El “debate” en el congreso peruano acerca de la vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK), puso en evidencia varias cuestiones. Aquí resumo algunas de ellas:

1. Pugna de intereses. En el “debate” a nadie había que convencer. Cada bando sabía que papel debía jugar. El retiro del grupo de “Nuevo Perú”, la abstención de una parte de los fujimoristas no fue casual ni gratuita. Los detractores de PPK querían alcanzar el poder ejecutivo y los defensores se aferraban a dicho poder. Los primeros mostraban una y otra vez el listado de depósitos de Odebrecht en la cuenta de la empresa de PPK, mientras los oficialistas exigían el “debido proceso” y la mentira de su líder era un asunto perdonable.  Ambos grupos exhibieron su codicia de poder, sin importar el precio a pagar.  Fue simplemente una pugna de intereses de bando para hacerse con el control del Estado.

2. Permanente incapacidad moral.   ¿Qué es eso de la “permanente incapacidad moral”? ¿Es PPK un presidente inmoral permanentemente?, es decir, un hombre inmoral acostumbrado, habitual o mentiroso permanente.  ¿Cómo es posible que un inmoral crónico, habitual, pueda gobernar un país? ¿Es eso normal? En mi opinión, lo de “permanente” en este contexto es una palabra mal empleada, y los congresistas no entienden su real significado.  Habría que preguntarse quién fue el “genio” que inserto en la constitución vigente esta palabra que hoy se usa para vacar el presidente. 

Cuando PPK declaraba una y otra vez, que el indulto de Fujimori no estaba en agenda, evidentemente mentía, porque una medida de tal calibre, no se toma de un día para otro. Por tanto, PPK es un mentiroso permanente cuya falsa declaración puede generar un costo político, social y económico incalculable. Ni que decir, su “partido”, mejor dicho, su agrupación, entrará en un proceso de desintegración acelerada.  

3. Pobreza de ideas. Discursos desatinados, incoherentes y falta de rigor en los argumentos, primaron a lo largo de todo el debate.  Los llamados “padres de la patria” exhibieron una clamorosa pobreza de ideas y propuestas, reflejo de su mediocre formación académica. Hicieron gala del descontrol de sus impulsos y el odio visceral entre unos y otros, bajo el supuesto de defender la democracia y “luchar” contra la corrupción. Todo era bla..bla.. bla.. y nada de sustancia.

4. Teoría de la Agencia y rol de Sepúlveda. Cuando PPK dice una y otra vez, que no conocía las decisiones que tomaba Gerardo Sepúlveda, ni los contratos que éste celebraba con Odebrecht, ni las ganancias que obtenía su empresa, Westfield Capital (100% de PPK), sencillamente, miente.

PPK conoce muy bien la Teoría de la Agencia y encaja perfectamente al caso Sepúlveda – Odebrecht - PPK. Veamos en que consiste. Es una situación en la que una persona física o jurídica (llamada accionista, en este caso PPK) hace un encargo de tipo laboral a otra persona o agente (Sepúlveda), a través del cual se determinan los aspectos cualitativos y cuantitativos del cometido que tendrá que cumplir el agente (en nombre del principal). Cada uno de los sujetos de una relación de agencia tiene sus propios intereses y ambos buscan maximizar sus ganancias.Esto, que puede parecer muy complejo, no lo es. Es practica común en el ámbito de los negocios.

5. “Partidos políticos” sin ideología. Empecemos preguntándonos: ¿Tienen ideología los partidos representados en el congreso?  O mejor aún: ¿Qué es la ideología? Imagino que casi todo el mundo estará de acuerdo en que cuando hablamos de ideología nos referimos a un conjunto de principios, valores e ideas fundamentales que nos permiten caracterizar a los partidos políticos. De esta forma, podemos hacernos una idea de cuán cerca o lejos se encuentran de nuestras preferencias políticas, y por tanto elegir o depositar nuestra confianza en uno u otro partido político. En otras palabras, la ideología es un mapa mental que nos permite tener unas posibles respuestas a las cuestiones políticas que se pudiesen plantear, y así hacernos una idea de qué esperar de cada partido en cuestiones muy concretas y actuales, pero también de aquellos problemas que podrían surgir y que, a priori, no tenemos una opinión formada.

En el debate, no se ha escuchado hablar de los problemas crónicos que aquejan a nuestro país ni por dónde deberían ir, por ejemplo, las soluciones a las brechas entre “ricos y pobres” entre “una minoría enriquecida y una mayoría empobrecida”, acerca de la exclusión social, etc. Las posturas sobre estas cuestiones definen la ideología de un partido político.

Antes el comunismo, el aprismo y acción popular tenían ideología.  Tenían respuestas a los grandes problemas del país. Hoy los “partidos” son suma de personas sin ideología y con codicia de poder. Esto es lo que retrata el actual congreso peruano.

La gente dice, la política es cochina, sucia, etc. Yo digo que no.  La política es ciencia social, en la búsqueda del bien común. Es vocación de servicio, sacrificio y también renuncias a la codicia del dinero. A lo largo de nuestra historia, las dictaduras quebraron el fortalecimiento de las ideologías, contribuyendo a ello, la falta de liderazgos en los partidos políticos. En la izquierda predominó la codicia de poder y en la derecha la codicia del dinero.  En la sociedad actual, prima la ideología del dinero, en vez de una sociedad con ideologías.

6. La política y la economía por caminos distintas. PPK en su último discurso dijo entre otras cosas: “…la confianza que han vuelto a depositar en mí no será defraudada". ¿Tú lo crees?  Son los congresistas (87) con espuria legitimidad de los peruanos de a pie, quienes defendieron la permanencia de PPK como jefe del ejecutivo y de paso sus curules que también estaban en peligro.

Dijo también PPK que "llevará al país por el camino del desarrollo y del crecimiento, promoviendo una calidad de vida para todos, con más oportunidades, mayor seguridad y nuevos empleos, etc. etc.” Después de 17 meses de gobierno su “gabinete de lujo” sólo ha mostrado que no sabe gobernar.  La economía y la política peruana seguirán por caminos distintos. Es posible que el ruido político interno afecte la entrada de capitales foráneos al país, a pesar de ello, nuestra economía crecerá el 2018 porque hay condiciones internacionales favorables y porque los peruanos somos emprendedores y gente trabajadora. 

Nuevamente PPK (esta vez en las redes sociales) dice: “peruanos, mañana empieza un nuevo capítulo en nuestra historia: reconciliación y reconstrucción de nuestro país”. Otra desafortunada declaración. Después del indulto a Fujimori y por la forma como lo hizo, nada será igual que antes y el país entrará en un proceso de polarización creciente (espero equivocarme). 

Libros

book 2 narvaez

book 1

 

logoiiee

Número de Visitas
260825